Sin la pizza casera italiana, el mundo no sería el mismo

Sin la pizza casera italiana, el mundo no sería el mismo

Sin la pizza casera italiana, el mundo no sería el mismo

Sin la pizza casera italiana, el mundo no sería el mismo
Rate this post

Algunos se preguntan: ¿qué sería del mundo que conocemos sin la pizza casera? Seguramente, no sería el mismo y tú lo sabes! Hay quienes dicen que no valdría la pena ni el esfuerzo de ser vivido. ¿Exagerados? Por otro lado, ¿qué sería de tu pareja si no existiese la pizza casera italiana? ¿Te habías animado a pensarlo, alguna vez, en el pasado? ¿Sería menos sabrosa y más aburrida? ¿Tal vez con menos sexo y más parsimonia? Quizá.

Y, ahora, la pregunta del millón: ¿qué harías el sábado por la noche, a eso de las diez y media, sin la riquísima pizza casera carbonara? El fin de semana perdería su sentido y su esencia, ¿verdad? Por todo esto y mucho más, entérate: el planeta no sería el mismo.

La mejor pizza carbonara en Barcelona

¿Hacia un mundo sin pizza?

La pizza es una pasión de multitudes. Más de 5 mil millones, de diferentes gustos, están siendo vendidas, en este preciso instante, alrededor del mundo. Como si esto fuese poco, un 20 % de los restaurantes del planeta son pizzerías. Y sí, la pizza está en todos lados.

El mundo es redondo y, sin duda, sabe a pizza casera italiana. Su olor es inconfundible. Por eso, más de uno, si tuviera que llevar lo indispensable a una isla desierta o debiera coger lo fundamental ante un naufragio, no tomaría la foto de su madre ni la carta de amor de su novia. ¡Llevaría una pizza! ¿Una locura? ¡Para nada!

Pizza casera italiana

Del mismo modo, están los fanáticos que abrazan como a un hermano (o, incluso, mucho más cariñosamente), al chico del delivery que llega a entregar la pizza casera a la puerta de su casa, montado en una moto estropeada. Y hay más «pizzamaníacos». Entérate: no faltan los que son capaces de suspender el bautizo del niño o la boda de su hija pero que, por nada del mundo, suspenderían una reunión de pizza casera carbonara y buen fútbol con amigos. ¿Te suena familiar?

Es que, sin dudas, la pizza casera italiana es el mejor invento jamás inventado (valga la redundancia). Se trata de un plato mundialmente conocido que cautiva a los más grandes y a los niños por igual. Como reza el dicho popular:

la pizza es el mejor amigo del h[a]mbre.

Por suerte, amigo y fanático de la redondez de origen italiano, no corres el riesgo de vivir sin pizza. Pero, ¿qué hay de tu vida en pareja?

¿Sería la misma sin la sabrosa media masa, sin tomate y mozarrella?

Te desafiamos a que imagines qué sería, por lo pronto, de la vida de a dos sin ese disco humeante que hace, de cualquier sábado, una noche perfecta; sin duda, la mejor jornada de la semana.

¿Por qué la vida en pareja no sería igual sin pizza casera italiana?

Mejores pizzas para momentos romanticos

Hete aquí un pequeño listado de las características que hacen de la pizza un plato único, que ayuda a mantener a la pareja unida y la rutina, al costado de la cama. Lee atentamente y agradece a Dios estar vivo y con una pizzería a domicilio en Barcelona cerca de tu casa:

  • El amor verdadero existe

No creía en el amor hasta que probé una pizza,

es una frase anónima. Si no lo crees, pregúntale a cualquier amante de la buena pizza casera. Ese amor es incondicional. ¿Puedes decir lo mismo de lo que sientes por tu pareja? ¡Ojalá que sí! Todo va en plan de broma, pero sirve para destacar que la pasión por este riquísimo manjar va más allá del paladar: llega al corazón, el centro de todas las emociones.

  • Cada pizza es un mundo

Y, asimismo, cada pareja lo es también. ¿Te has puesto a pensar de qué conversarías con tu mujer el sábado a la noche si no fuese por esta redondez tan generosa? Seguramente, si no eligierais juntos los gustos de las pizzas que pediréis más tarde comida a domicilio, se pasarían horas y horas, frente a la televisión, sin intercambiar palabra. Es chanza irónica, pero algo de realidad lleva por detrás. Medítalo.

  • Logra unir lo que otros productos jamás han logrado

¿Te has dado cuenta que una rica pizza casera italiana pone, en el mismo equipo (en la misma acera) a uno del Barcelona y a otro del Real Madrid?

¿Has advertido que alrededor de una exquisita pizza casera, se pueden unir carnívoros y vegetarianos sin discutir?

Algo parecido ocurre en tu casa, ¿no es cierto? Quizá si no fuera por la pizza, la convivencia sería menos armónica y más compleja, ¿verdad? Esto incluye los temas de pareja, las riñas entre los niños y la armonía (o no) familiar en general.

  • La pizza suma sabor al sexo

En la cena del sábado, la pizza que se pide a casa es la antesala de una noche, por lo pronto, divertida, que podría terminar en la cama, sin problemas, porque ambos han comido como bestias o porque la pizza carbonara encendió, al fin, la llama de la pasión. Ambas alternativas son bienvenidas dentro del matrimonio o de cualquier pareja estable que lleva más de cinco años de convivencia.

  • La pizza brinda compañía y da calor a tus noches

Como tu pareja, pero sabrosa, ¿no? La pizza une, reúne, divierte… Y si estás en pareja, también es un motivo de unión, entretenimiento, sabor y más. Descubre cual pizza conviene en cada momento.

Mejores pizzas para momentos intimos

  • Un gesto vale más que mil palabras

Si has olvidado la fecha del aniversario de matrimonio o del cumpleaños de tu pareja, pide una pizza y comprueba que la humeante redondez puede dejar a un lado el mayor de los enojos. Simplemente, porque no hay nadie que pueda resistirse a una exquisita pizza casera, y tú lo sabes.

  • Una pizza invita a compartir… la vida

La redondez que se corta en seis con una pizza pequeña (de 32 cm!) u 12 porciones (pizza gigante de superpizza 42cm), si bien puede comerse en solitario, invita a ser compartida. La comunión y hermandad que produce, en el ámbito de una pareja, genera intimidad y complicidad en buenas dosis. Nada mejor que darse el permiso de comer juntos una gigante de mozzarella y seguir mirando una película juntos o continuar haciendo de las suyas, en la cama (¡el plan perfecto!).

  • Para algunos, la pizza es una droga estimulante

Sí, para no pocos españoles, la pizza casera es un plato que motiva a hacer cosas y, a la vez, entusiasma. A un matrimonio de algunos años o a una pareja tan estable como el mar Negro, puede llegar a sumarle algo de chispa y diversión. Porque hay que aceptarlo, la rutina de la convivencia, por momentos, agobia y terminar la semana llamando para comida a domicilio pidiendo una pizza a casa puede llegar a liberar más tensiones que el sexo salvaje. Aunque ambas cosas serían parte de una noche perfecta.

  • Nada como abrazarse a… ¿una pizza?

O a tu pareja, amante o esposa. Lo que queremos demostrarte es que no hay nada como terminar el sábado por la noche mirando una buena «peli» que te guste, en compañía de tu pareja, saboreando la mejor pizza casera que desees (o que elija ella). Una carbonara, quizás. Sin dudas, resulta un plan sumamente relajante, para gente que necesita un respiro el fin de semana. Anímate a descubrir el gusto de la buena vida, que huele a tomate caliente, orégano y mozzarella.

  • La vida es redonda

Cuando todo sale redondo, todo sale bien. Asimismo, puede ocurrir en tu noviazgo o en tu matrimonio. Ante una pizza casera italiana, nada puede saber a pelea, enojo, queja o reclamo. Todo invita a reírse de uno mismo y disfrutar de las pequeñas cosas, que hacen la vida plena y feliz. Sí, porque los momentos compartidos con los seres queridos son los únicos que valen realmente la pena. ¡Enteráos! Los ratos alrededor de una gigante de mozzarella forman parte de esos recuerdos que, en el último momento de tu existencia, todavía conservarás y te llevarás al más allá.

Un mundo sin pizza no es un mundo vivible

La pizza brinda diversión y sabor a tu sábado por la noche. Al mismo tiempo, genera unión dentro de tu matrimonio. Tal vez porque es, sin dudas, el plato preferido (el favorito) de niños, jóvenes, adultos y viejos de la casa… En España ¡y en la China! Es la mejor compañía y complemento a la hora de disponerse a ver una buena película en la televisión o un apasionante partido de fútbol con tus amigos o junto a tu pareja. Es, además, el plato alrededor del cual se une, se reconcilia y se junta la familia española. Porque sabe a rico y a casero (hecho en casa). Por todo esto y mucho más, un mundo sin pizza casera italiana no sería el mismo.

Súmate al placer de la pizza

Sin dudas, la pizza brinda un sabor especial a cada día de tu vida. Por eso, pídela a casa, siempre que puedas y disfruta, junto a los que más quieres, de lo que más les gusta a todos. Con jamón y setas, con queso de cabra o maíz; vegetariana o con carne de cerdo; con espinacas o tomates cherry, pero siempre en compañía.

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree

TO TOP
Share This