Pizza Barcelona: las 20 preguntas más raras en una pizzería

Pizza Barcelona: las 20 preguntas más raras en una pizzería

Pizza Barcelona: las 20 preguntas más raras en una pizzería

Pizza Barcelona: las 20 preguntas más raras en una pizzería
Rate this post

La pizza es un delicioso plato que nos encanta, especialmente si la tomamos entre amigos y disfrutando de una buena peli o un partidazo. Pedir la pizza a domicilio y esperar a que venga mientras comenzáis el picoteo, es un auténtico privilegio. Y es que, con la mejor pizza de Barcelona, nada puede salir mal.

Como no todos tenemos los mismos gustos al pedir nuestra pizza, nuestros pizzeros favoritos nos han contado algunas de las mejores anécdotas que les han pasado detrás de la barra. Te podemos asegurar que la cantidad de ocurrencias de algunos clientes al pedir su pizza en Barcelona, llegan a rozar el disparate.

20 cosas más raras que han llegado a pedir en una pizzería

pizza barcelona pizza para perros

1. Pizza para perros.

Esta fue una petición de un cliente al considerar que tanto él como su grupo de amigos iban a disfrutar de una inolvidable tarde de fútbol y diversión mientras su pobre perro se quedaba mirándolos con cara de pena. Así que pidió una pizza con los ingredientes preferidos del animal, para que así no sintiese envidia de su amo. El pizzero elaboró entonces una deliciosa pizza de carne picada, que bautizó como chuchopizza, con la que el perro no se chupó los dedos, porque básicamente, no podía.

2. Pizza cuatro quesos para alérgicos al queso.

una contradicción que puede volver loco a cualquier pizzero. Esta fue la petición de una pareja de alérgicos al queso. A pesar de esto no querían quedarse con las ganas de probarla. La solución fue hacer un pedido de pizza 4 quesos. Pero con una pequeña variación, casi imperceptible para un paladar experto, que consistía en que le quitasen todo el queso. El resultado era algo así como masa crujiente con tomate y especies, un delicioso sucedáneo para quien quiere y no puede.

3. La pizza en italianini perfavore manollini.

No os preocupéis que no nos hemos equivocado de idioma, sino que intentamos transcribir la petición al pizzero Manolo de uno de sus clientes. El empleado no solo vio adaptado su nombre al italiano sino que además, tuvo que recitar la carta con acento italiano y terminando las palabras en i. Y todo esto, fue porque el cliente dijo que si se tomaba una auténtica pizza italiana como rezaba el cartel de la puerta, debía sentirse como en la bella Italia. Seguro que el pizzero será más cauto la próxima vez que anuncie su local.

4. Pizza con pan.

Como todos sabemos, la pizza está elaborada con masa. Pues según sabemos, no le pareció suficiente masa a un cliente muy especial, que pidió además un bollo de pan para acompañarla. La pizzera lo miró anonadada, pero decidió satisfacer al infeliz cliente y este se fue tan contento con su deliciosa pizza debajo de un brazo y su barra debajo del otro.

5. Pomada para las picaduras.

Un cliente tenía ganas de probar la última y picantísima pizza, especialidad del chef. A pesar de reconocer que no lo toleraba bien, pidió una con extra de picante y una pomada. El pizzero desconcertado lo mandó a la farmacia, y el buen hombre le respondió que cómo era posible que no tuvieran pomada contra las quemaduras para la lengua si vendían pizzas picantes. El empleado se echó a reír y le recomendó que tomase leche para refrescarse la boca.

6. Pizza con leche.

No sabemos si fue el cliente anterior o un amante de la lactosa, lo cierto es que en un rutinario pedido telefónico para una reunión de amigos, uno de ellos en lugar de pedir refrescos o cerveza pidió una botellita de leche. Lo raro es que en el pedido no iba ninguna picante, igual la mezcla de pizza y leche es tan sorprendente que engancha.

7. No me decido entre vegetariana o barbacoa.

Un chico llamó a una pizzería para pedir expresamente una pizza vegetariana, ya que él lo era, y exigió que incluyese 10 tipos de verduras. La pizzera le dijo que podían añadirle algunas verduras pero que no tenían allí una huerta para él. Sorprendentemente el chico respondió que en tal caso optaba por la barbacoa, que la carne tenía una pinta magnífica.

8. ¿Tenéis comida para gatos?

Esta fue la pregunta tan surrealista que hizo una pareja al pedir una pizza. El pizzero a pesar de su gesto de sorpresa les ofreció algunos desperdicios de la basura para que el animal no pasara hambre esa noche. Pero estos, se indignaron y le respondieron que qué se había creído, que su gato tenía un paladar exquisito y que se podía tomar él los desperdicios.

9. Mejor calzone, que la pizza mancha.

Si, una persona muy pulcra sería la que pudiese decir semejante afirmación. El cliente era un chico que reconocía que le encantaba la pizza pero que prefería no comprarla porque solía ponerse perdido, y que con el calzone al ser cerrado estaba todo más controlado. Esperemos que no llegase a casa repleto de lunares, porque entonces no sabemos qué sustituto le quedaría para el delicioso calzone, igual masa sola, como la siguiente chica.

10. Masa sin pizza.

Una chica romántica, aunque no tanto, decidió sorprender a su novio elaborándole una pizza casera con la que celebrar el día de los enamorados. Claro que su concepto de pizza casera era ir a la pizzería, encargar la masa ya cocida, y añadirle los ingredientes por su cuenta. Al final, sorprendió a su chico con su pizza “casera”, bueno, él tampoco necesitaba saber más.

11. Pizza de estrella.

pizza barcelona forma estrella

La fiebre de la pizza en San Valentín roza límites insospechados, un chico quiso pasarse de romántico y pidió una pizza en forma de estrella para que su novia se viese reflejada en ella, según decía. Tras echarse unas risas los empleados, prepararon una espectacular pizza en forma de estrella. Aunque para hacerla más fiel a su nombre, el pobre novio se resbaló con ella y aterrizó en el suelo, consiguiendo el efecto deseado, su pizza estrellada.

12. Pizza con chili para una noche picante.

pizza muy picante en Barcelona

De esta guisa se las traía un cliente que afirmaba que iba a tener una noche de lo más ardiente, de manera que para ir echando leña al fuego quería una pizza con extra de chili. No sabemos cómo acabó la cosa pero seguro que en varios días el buen hombre no iba a sentir la lengua, pero claro, todo sea por satisfacer al consumidor.

13. La pizza lasaña, un atentado en toda regla.

Eso pensaron los cocineros cuando un iluminado tuvo la genial idea de pedir una pizza de 5 pisos porque, según afirmó, era un auténtico friki de los rascacielos. Esperemos que la caída no fuera muy sonada, porque a quién se le ocurre atentar así contra este delicioso manjar.

14. Pizza de la reconciliación.

pizza Barcelona reconciliación

Es necesario advertir que por muy buena que esté una pizza no hace milagros. Esto sería lo que se le ocurrió a una chica que pidió la pizza más buena del mundo para que su novio la probase y se reconciliara con ella inmediatamente. Menuda presión para la pobre pizza que solo iba a la cita para gustar.

15. Pizza para hámsters.

Otro buen amigo de los animales preguntó a la empleada que le recomendara una pizza que pudiese tomar el hámster, porque quería compartirla con él, pero no sabía si podía tolerarla. La pobre pizzera le añadió al pedido una bolsa con pipas y le dijo que lo del hámster tenía solución, lo suyo, no.

16. Pizza completa.

Un cliente muy glotón pidió que su pizza barbacoa llevase también una hamburguesa, patatas fritas y un huevo encima. La única incógnita que nos queda todavía por desvelar es qué masa pudo soportar semejante bodegón, porque todos esos ingredientes no los aguanta ni el cemento.

17.  Pizza friki.

No sabemos si fue la novia del de la pizza estrellada en respuesta a su chico por semejante detalle o una aficionada excéntrica, pero pedir una pizza cuyos ingredientes tuvieran la forma de los personajes de la guerra de las galaxias, fue demasiado para una pobre pizzera al final de su turno. No sabemos si acabaría pasándose al lado oscuro, en tal caso, la entendemos perfectamente.

18. La mejor pizza de Barcelona con sorpresa.

Nunca pidáis meter un regalito de aniversario en una pizza, porque después del esfuerzo que supone para un empleado incrustar la pulserita en una pizza de masa fina, la pobre novia se dejó media boca en el detallito. No queremos saber qué regalo le espera el año que viene.

19. Pizza pero sin masa.

Está muy bien hacer dieta, pero que no se os vaya de las manos y acabéis pidiendo una pizza sin masa porque engorda. Esto hicieron tres amigos que querían adelgazar pero sin renunciar a sus caprichos de siempre. La respuesta de los pizzeros fue mandarles una pizza muy completita con base de lechuga, a grandes males, grandes remedios.

20. Pizza de magdalenas.

pizza barcelona pizza magdalena

Una forofa de las magdalenas tuvo una genial idea.  Fue de pedir que le elaborasen esta aberración de las pizzas, petición que los pizzeros no aceptaron bajo ningún concepto. La respuesta de ella fue enviarles una especie de pizza con bizcocho muy poco apetecible.

En resumen

Estas y muchas más rarezas son habituales peticiones para nuestros admirados pizzeros, que tienen que aguantar cada ocurrencia. Menos mal que con el simple aroma de las deliciosas pizzas se les olvida todo lo demás.

¿y tú, tienes alguna excentricidad al pedir tu pizza?

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree

TO TOP
Share This